Buscando las últimas cosas para mi bebé

Hola a tod@s, No he tenido mucho tiempo de ponerme con el blog. He estado muy liada todos los fines de semana y en mi 33 semana de embarazo sigo trabajando, espero que hasta la 37. Como me encuentro un poco de bajón quería pedir un poco de #sabiduríabloggera y que me aconsejaseis algunas cosas sobre las últimas compras de mi chavalote pues aunque lo tengo casi todo, y de algunas compras ya me he arrepentido un poco, tengo algunas cosillas por ahí pendientes porque aún no me decido. Os cuento cuáles y espero ayuda.

  • Lo primero que no encuentro es un móvil chulo para la cuna. He visto cosas monísimas en Love Felt Creations pero lo primero es que me parecen una pasada de caros y lo segundo es que no he comprado nunca en Etsy, así que me sirven de inspiración y anhelo pero quiero algo más barato (no vale DIYs que soy muy poco manitas). ¿Algún consejito?
  • Mi segundo pensamiento es el tema del sacaleches. Tengo muy claro el tema de la lactancia y que si quieres puedes. Me he leído todo lo que ha caído en mis manos y en mi iPad y aún tengo varias dudas al respecto:
    • Si comprármelo ya a 7 semanas del parto (no me imagino una subida de leche y mi marío en busca de un sacaleches a las 4 de la mañana…) o esperar al nacimiento o esperar un poco más e ir a el Corte Inglés por ejemplo y si no quedo satisfecha (no lo uso) que me devuelvan el dinero…
    • Si comprar el de la marca Medela o el de la marca que comercializa Infaneto el cuál me dejó muy convencida después del post de Sheila.
  • Mi misma duda está con el tema pezonera. Pero es una duda menor, aunque la pongo como punto 3.
  • Otro tema es el del termómetro. He visto chupetes termómetro, el que te ponen en la frente y el de toda la vida. Yo además tengo en casa uno que es como los de toda la vida de mercurio pero en vez de eso lleva otro componente que no es dañino (me acuerdo cuándo se rompía y jugábamos a hacer bolitas de mercurio… ¡qué peligro!). Lo dicho que no sé qué hacer al respecto. Creo que optaré por lo más barato, no os parece?
  • Otro tema es la ropita de primera puesta. Mi niño nacerá a finales de julio en una de las capitales más calurosas de Andalucía (por ende de España) y se irá a vivir a un pisito donde en verano se nos derriten las velas cuándo nos vamos de vacaciones. Pero claro, el tema de que no nace “termorregulado” me hace pensar que tengo que comprar un trajecito de salir que le cubra todo el cuerpo por si se me ocurre y tengo cuerpo de ir a dar un paseo (como no sea a las 6 AM o a las 23 PM no sé a dónde vamos a ir con las calores…). Me he recorrido muuchas tiendas y no encuentro nada así que estoy llegando a la conclusión que arrullito, mantita o chaquetita (que tengo) solucionarán el entuerto. ¿Qué me aconsejáis al respecto?.

Bueno estas son mis dudas banales con las que me entretengo y distraigo mi cabeza de otras preocupaciones. Sólo estoy deseando que llegue ya el momento de verle la carita a mi monito ya sea con ropa de manga larga, móvil en la cuna o sacaleches eléctrico. Mientras tanto… echarme una manilla no? Besos.

El Nuevo Papá y Leo Messi

Anoche después del partido los jugadores y técnicos del Barça estuvieron celebrando el haber conseguido la Liga esta temporada. Huyendo de polémicas celebraciones (Rúa del lunes pasado), los futbolistas saltaron al terreno de juego con sus hijos, hijas y creo que había por ahí algún sobrinito.
Abidal, el gran triunfador tras haber superado un cáncer que en teoría no le devolvería a los terrenos de juego, iba con sus tres chicas. Vi a Víctor Valdés con su pequeño, a Iniesta con la linda Valeria, a Villa con una de sus niñas y a Piqué sin el famoso Milan.
Pero lo que me dejó parada, no por la imagen de la televisión, sino por ver como el “Nuevo Papá” miraba embobado fue ver a su ídolo Leo Messi con su pequeño Thiago.

Leo Messi y Thiago

La imagen era muy tierna además de graciosa ya que Leo y Thiago son dos gotas de agua. El Nuevo Papá creo que se imaginaba con su pequeño futbolista hincha del Barça entre los brazos, sentado al ladito de su sillón disfrutando de un partido de fútbol, jugando con él con la pelota, poniéndole sus calcetinitos del Barça…

Y es que creo que en ese momento no pensaba ni en lactancias maternas, ni en llantos nocturnos, ni en pijamitas, ni en cambios de pañales…, sino en todo lo que van a compartir juntos como papá e hijo, cosas que van a ser suyas y de nadie más y del mundo maravilloso que sólo él como papá le va a enseñar.

Foto: La Vanguardia

La baja laboral en el embarazo

Hoy no voy a escribir ni de trapitos ni de cremas sino de un tema que levanta polémicas al menos en mi día a día como es la baja laboral por riesgo en el embarazo.

Para empezar deciros que estoy de 30 semanas y aquí sigo al pie del cañón. No me considero ni mejor trabajadora, ni más sacrificada… simplemente me encuentro perfecta y quiero seguir así hasta que mi cuerpo aguante o el médico me recomiende. Mi trabajo es duro, de muchas horas, estrés y viajes (aún sigo viajando)… pero también tengo libertad para descansar un día si no me encuentro bien, llegar más tarde porque he tenido una mala noche o irme una tarde a comprar cunitas (gracias jefes!).

Embarazada trabajando

El tema está en la malísima fama que tenemos las embarazadas por ser unas “aprovechadas” de nuestra situación.

Justo estuve hablando estos días de algunos casos. El primero de un encargado de una empresa química que decía no querer tener chicas en su equipo porque simplemente un embarazo supone año y medio de baja porque en cuanto saben que están embarazadas directamente la solicitan por el riesgo que evidentemente supone trabajar con los compuestos químicos que allí manejan (aquí no hay discusión alguna, una embarazada nunca podría estar expuesta a esos químicos!).

El segundo fue de una maestra que en su tercer embarazo ya es la tercera baja que se toma directamente al mes de quedar embarazada por problemas comunes como unas náuseas o un revolver de estómago, pero que, según me contaban, no le impedía en absoluto hacer la compra o ir al teatro. Me lo decía una compañera suya indignada, pues el caso le duplicaba la indignación que ya por sí ya arrastran todos los trabajadores de la educación de este país.

Y el tercero es de la empleada que comenta a su jefa que está embarazada, que le dice que está perfectamente, que si ella se encuentra mal puede avanzar desde su casa y que a los cuatro días se da de baja porque el trabajo le causa estrés.

Todas estas personas me han echado pestes de las embarazadas y de la cara que tienen.

A mí mucha gente desde hace tres meses me pregunta si me he dado de baja… oye, si estoy bien, ¿por qué me tienen que dar una baja por riesgo?. Ahora sí, tengo muy claro que aprovecharé mi baja maternal para estar con mi bebé todo lo máximo porque a él si que no le quitaré ese privilegio.

Yo personalmente pienso que hay abusos y que todas las que no abusamos del sistema somos mal vistas. Seguro que son una minoría, pero hacen que las empresas desconfíen de las palabras, dolores y molestias de una embarazada que realmente no puede continuar con su labor y necesita de verdad una baja médica.

¿Qué pensáis vosotr@s?

Estoy gorda… ¡qué me compro!

O mejor dicho… dónde leches encuentro algo que me guste y me quede bien. Pues sí, el drama de todas las embarazadas desde el segundo trimestre y sí o sí en el tercer trimestre. Embarazada y Guapísima

La verdad que yo me veo mona, la gente me ve guapísima y de momento en mi séptimo mes de embarazo sobrellevo el tema estético. Lo que sí es que me ha costado una barbaridad es encontrar algo bonito y cómodo.

Os hago repaso de mis experiencias tiendiles como preñada y las puntúo de 0 a 10.

  • Tiendas de toda la vida… para mi Zara
    • Lo único que he encontrado decente han sido las chaquetas talla L (vamos mi talla) para por ejemplo poner un poco de color a la primavera.
    • Las de punto me gustan y más que se adaptan al cuerpo y a mi me gusta ir embarazada y pegadita.
    • Vestidos baby doll que pudieran quedarme bien, pues este año como que no.
    • Así que puntúo un 5
  • El Corte Inglés
    • Alía que es su marca Premamá no me gusta nada.
    • Sólo he probado partes de arriba y no están para mi gusto hechas para embarazadas, son sólo más amplias y nada más.
    • Lo único que me he comprado ha sido un precioso bañador de Dolores Cortés. Por eso le voy a dar un 4.
  • Prènatal
    • Me he comprado un pantalón de “vestir”. No me ha gustado mucho porque la banda para sujetar la tripa no es elástica, sino de la misma tela que el pantalón y muy bajita.
    • Me probé el otro día unas camisas y son con demasiados volantes y floripondios y las camisetas son sólo de lactancia.
    • Lo que me gusta son sus alargadores de sujetadores para que tengan más contorno.
    • Nota un 3
  • Asos
    • Hice un pedido y devolví todas las prendas menos una. La talla no corresponde en absoluto a las medidas (muchísimo más grande) y la ropa es de mala calidad.
    • De eso hace 2 meses y aún no me han devuelto el dinero.
    • Nota = 0
  • Vertbaudet
    • He comprado algunas cosas para el bebé y para mí. Me ha gustado, incluso me lancé ante la experiencia de Asos.
    • La ropa se adapta a tu cuerpo de embarazada, las gomas de faldas y pantalones son cómodas y el tallaje es correcto.
    • Para mí un 8, porque podría ser un poquito más baratita.
  • H&M
    • ¡Bendito!. Yo que odio esta tienda porque me parece todo muy malusco, me ha encantado su ropa. Sus famosos pantalones son lo más, sus leggins geniales, su ropa interior muy buena y las camisetas con su formita (yo no las he visto en ningún sitio igual).
    • Lo malo es que no está en todas las ciudades, en la mía no, y he aprovechado algún viaje para comprarme algo de ropa y no hay mucho arregladito.
    • Sólo por eso le daré un 9.

Sé que hay muchas cosas más como Benetton, Mothercare, Zara Mum (¿existe?), Mit Mat Mamá, C&A, … yo no las he probado. Sí creo que hay que hacer algo de inversión sobre todo para sentirse cómodas, aunque repitamos ropa hasta la saciedad, pero creo que es fundamental estar guapas y a gusto con una misma. Seguro que repetiré y que volveré a usar esta ropa!

Las cremitas en el embarazo

Desde que supe que estaba embarazada de las primeras cosas que comencé a hacer fue tratar de ser disciplinada y cuidar un poco mi piel.

Yo apenas uso hidratantes corporales (aunque me encanta coleccionarlas), pero decidí que quería ser una mamá sin estrías, así que empecé a buscar información y foros y blogs fueron (como están siendo en muchos otros temas) mi guía. Se supone que tenemos que usar cremas específicas en pecho, barriguita y muslos para no sufrir las anti-estéticas estrías y ahora que mi barriguita es barrigota para que no nos pique!

Os cuento cronológicamente lo que he estado usando. De momento no tengo nada incluso las estrías que ya traía de fábrica en el pecho están más reducidas.

  • Nivea Lata Azul
    • Barata y “de toda la vida”
    • Muy untosa, tienes que darte muchas friegas (yo ahora en el tercer trimestre no sería capaz de untarme eso)
    • Te da la sensación de tener siempre humectada la piel.
    • Me sirvió para hidratarme.

Nivea Creme

  • Aceite de Almendras Dulces de Mercadona
    • Combinado con la Nivea.
    • Mi consejo: échatelo en la ducha mojada. Yo me lo echaba al principio fuera y me congelaba o directamente me secaba  (se me olvidaba!)
    • Luego te secas y deja un olor en la toalla algo desagradable.

Aceite Almendras Dulces Mercadona

  • Crema de Aceite de Oliva de Mercadona
    • Barata, bonita… pero para mi no buena!
    • Ya la había usado antes pero esta vez me ocasionó picores y rojeces que desaparecieron de inmediato cuando usé la 4.

Pieles muy secas. Aceite de Oliva. Mercadona

  • Crema Anti-Estrías Farma Dorsch
    • Recomendada en la parafarmacia del Corte Inglés
    • Contiene yodo, rosa mosqueta y centella asiática. Favorece el crecimiento epitelial. Huele y se unta bien. La combino con el aceite de almendras.
    • Me la vendieron (por 28 euros) por su mayor concentración en principios activos que las tradicionales de Isdin, Carreras o Trofolastín.
    • Iba a cambiar de marca, por eso de que el cuerpo se acostumbra, pero me va bien y me gusta!

Anti-estrías Farma Dorsch

  • Aceite de Almendras Dulces Marnys
    • Lo compré en el Corte Inglés cuando se acabó el famoso de Mercadona.
    • Este es 100% aceite y su precio es mucho más competitivo que el anterior. 500 ml son unos 8 euros.
    • Lo aconsejo encarecidamente, aunque deja mal olor en la toalla. Lo combino como he dicho con Farma Dorsch.
    • Cuando tengo tiempo me embadurno enterita de este aceite.

Aceite de Almendras Dulces de Marnys

  • Gel Dove Nutrición Intensa
    • No obstante como soy un poco irregular en mis “friegas” me he comprado en gel de Dove para que no se me reseque mucho la piel y si olvido o no tengo tiempo para las cremitas pues digo yo que algo esto hará.
    • De momento se nota cuando lo uso.

Gel Dove Nutrición Intensa

Espero que os sirva, sobre todo para conocer el aceite de Marnys y la anti-estrías de Farma Dorsch pues veo que son dos productos no muy conocidos y que a mi me han ido genial.

Empieza una nueva aventura!

Hola a tod@s!

Oficialmente hoy inauguro este blog que deseaba crear hace tanto tiempo.

En poquitas semanas seré mamá primeriza. He tenido un embarazo estupendo, nada de vómitos, mareos, náuseas, dolor de espalda, insomnio, hinchazón de pies… sólo unos kilillos de más de los permitidos… pero bueno eso es lo de menos.

Desde aquí os contaré a toro pasado y presente mis experiencias como embarazada y muy pronto como mamá. Son muchas las inseguridades, los nervios, las ideas… pero estoy segura que cuando nazca mi niño nacerá una nueva mamá.

Mil besos y empezamos!